Nothing found.

Jaimitna خيمتنا – (Nuestra Jaima):

La jaima mide 3 metros por 3 metros, y su altura principal es de 2,70 metros, sujeta en el centro con un mástil como en los campamentos de refugiadxs saharauis y por los lados con una estructura rígida. Cuenta con cuatro puertas y es similar a las jaimas que se utilizan en los campamentos de población refugiada, en Tinduf, adaptada a las duras condiciones del desierto y a los fenómenos climáticos cada vez más extremos. El interior está hecho de lona y el interior está forrado con melfas. La jaima cuenta con alfombra, almohadones y objetos que simbolizan la cultura saharaui. También tiene iluminación interior (una lamparita) para las noches. La jaima y sus componentes viajan embalados en varios paquetes. En diciembre la jaima se expuso en un rincón de la entrada del Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes en Madrid.

Descripción del proyecto:

Jaimitna celebra la jaima como máxima expresión de la identidad cultural saharaui y de su larga resistencia y lucha por sobrevivir como pueblo.

Es un proyecto narrativo itinerante, multimedia, feminista y sostenible nacido de la colaboración entre FiSahara, el Comité Noruego de Apoyo al Sahara Occidental y un colectivo de mujeres saharauis que incluye artistas, activistas y periodistas. Su principal objetivo es ampliar el conocimiento sobre el Sahara Occidental y su pueblo, sobre todo las mujeres que están en primera línea de su resistencia.

A través de una jaima y las historias que narra, Jaimitna explora las realidades espaciales del pueblo originario del Sahara Occidental en el contexto del colonialismo, la ocupación, el exilio y la crisis climática, y celebra su capacidad de preservar, proteger y adaptar la jaima a estas duras condiciones.

En su exterior Jaimitna está hecha de lona verde, facilitada en campamentos por la ayuda humanitaria, y esta es la primera impresión para sus visitantes. Una vez en su interior, pueden apreciar sus coloridas paredes tejidas con melfas (vestidos) pertenecientes a 19 mujeres saharauis del Sahara Occidental ocupado por Marruecos, cada uno con un código QR que nos lleva a la historia de su protagonista; una vida de resistencia pacífica bajo ocupación. Es un espacio acogedor que invita a la reflexión, con una alfombra, almohadones, juegos de té, juguetes fabricados con materiales reciclados y otros elementos tradicionales de la cultura saharaui.

Jaimitna está diseñada, realizada y protagonizada por mujeres saharauis con materiales reciclados, y abre nuevos espacios para la divulgación y la reflexión. Es nómada como el pueblo que la creó, y se exhibirá en festivales, salas de cine, centros educativos, bibliotecas y otros espacios, muchas veces acompañada de proyecciones temáticas y de alguna de sus protagonistas.

En el espacio virtual, además de las historias de las mujeres Jaimitna irá creciendo progresivamente con vídeos, fotografías y otros elementos que ayudan a contar estas historias de resistencia. Dadas las dificultades y la ausencia de libertad de movimiento para muchas activistas saharauis, Jaimitna y sus historias llegan adonde ellas no pueden.

 Jaimitna ofrece una visión caleidoscópica de la evolución y adaptación de la jaima, narrando la historia de cómo el colonialismo español, la ocupación marroquí, el desplazamiento forzoso, el exilio y la crisis climática han obligado al pueblo saharaui a innovar y rediseñar su vivienda y sus espacios vitales. En los dos últimos siglos, estos espacios han ido menguando y reduciéndose para el pueblo saharaui, amenazando sus métodos de vida tradicionales, su libertad de movimiento y, en definitiva, su supervivencia como pueblo.

Marruecos prohibió la jaima en 2011 mediante un Real Decreto tras el violento desmantelamiento por parte del ejército y la policía marroquí de Gdeim Izik, un campamento de resistencia protagonizado por decenas de miles de familias saharauis que se desplazaron a las afueras de la ciudad ocupada de El Aaiún y montaron miles de jaimas para exigir el fin de la ocupación.

Hoy en día, la policía marroquí reprime violentamente a saharauis que montan sus jaimas en el Sahara Occidental ocupado para celebrar bodas, festejos familiares o simplemente para disfrutar de su vivienda tradicional.

 

Privacy Preference Center